viernes, 29 de mayo de 2009

La Violencia - Resumen y Objetividad


Con lo dicho anteriormente de los ejemplos y consideraciones tomadas del diario vivir, queda claro que la violencia puede estar presente en casi todas las acciones humanas y por supuesto que en diversos grados y magnitudes en las que están presentes un sinfín de otras causas y defectos humanos asociados también a la misma violencia o ira.

Violencia sin distinción.

En los “líderes” del mundo, en los gobernantes, en los congresistas, en los políticos, en los empresarios, en personas de todos niveles culturales y socioeconómicos, y en los desorientados jóvenes y niños de la actualidad, en todos, no hay distinción de ninguna naturaleza que diga que la violencia pertenece a algún sector o rasa en particular. Todos, educados o no, en un momento dado, daremos el peor ejemplo con la potencialidad de la violencia presente.

Confusión y desorientación.

Con todo lo dicho sobre este tema y en resumen de sus consecuencias, diríamos que existe una gran confusión y desorientación humana, en el sentido que por una parte, como se ha podido ver también aquí, hay una diversidad de manifestaciones del comportamiento humano que han ocasionado mucho daño al mundo entero, y a eso, nadie discute que así ha sido y se reconoce como una situación preocupante, pero por otro lado, a la vista y paciencia de cualquier persona, se puede ver que la violencia constituye una férrea forma de vida aceptada en gran medida por la sociedad e intrínsicamente también por quienes dirigen, guían, encaminan y dominan al mundo.

Decadencia e involución.

En otras palabras, la mente humana que asimila imitativamente toda información que recibe del entorno social, dadas las consecuencias existentes, no distingue en el contexto general, cuál es la forma de vida idónea en una civilización como la actual. En otras palabras, estamos viviendo una decadencia e involución con respecto ciertos valores que permitirían vivir en armonía entre nosotros mismos y con respecto a la misma naturaleza de la cual somos parte integrante.

La mente no es la enfermedad.

Ya hemos hablado sobre aquella misma mente humana y que de ahí deriva nuestro comportamiento como individuos insertos en una sociedad, pero, aunque la mentalidad humana pudiera estar enferma, no es la mente la enfermedad; porque la mente, como manifestación de vida de cualquier naturaleza, puede significar la concepción más extraordinaria de la vida, y ésta, asociada a la inteligencia puede alcanzar magnitudes de extraordinario crecimiento humano. Más bien, el problema que asociamos a la mente humana, deriva en virtud del tipo de información, método y forma de vida que ésta asimila. Y si la vida diaria, es de violencia, calamidad y pesimismo, pues bien, así será la mentalidad humana “universal”.

¿Qué se puede hacer?

Primordialmente, el que, el individuo humano pueda darse cuenta de tal realidad, no es sinónimo de pesimismo o que pueda confundir y enfermar más aun a su propia mente, no. Ver realidad, es el primer paso de todo, pero de extraordinaria y optimista importancia.

Violencia con disfraz de normalidad

La forma sistemática de cómo se pretende obviar la realidad de la aceptada violencia se puede observar en cualquier momento, y la TV, lidera el primer lugar por medio siglo. Poco a poco, la mentalidad humana, gracias a la propagación de la información que ha logrado la televisión, ha ido cambiando el esquema de valores humanos y en donde es posible observar ese método en muchos de sus emisiones diarias...

Continúan el tema en otros párrafos; siga la pista en los enlaces de la columna derecha.

Es aun más difícil entender lo que ha provocado la violencia que ha emitido la Televisión, cuando al mismo tiempo ha generado cuantiosas utilidades y ganancias para unos pocos a costilla de este germen propagado en la mentalidad mundial.
.

Es así, como se encaminan y dirigen a las mentes de toda la humanidad…

Continúa… xq4tmu³ p≠©.

Proviene de 1ra y 2da Ediciones del Libro Perspectiva Distinta xq4tmu del mismo autor.
Derechos Reservados Archivos y Museos de Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NO a la Violencia